Cae sicario

Era parte de una banda de cuatro sicarios acusados de asesinar a tres empresarios de microbuses y dos personas más Era parte de una banda de cuatro sicarios acusados de asesinar a tres empresarios de microbuses y dos personas más

Un presunto asesino a sueldo fue detenido por las muertes de al menos seis personas, entre ellas la de un hombre que lo contrató y no le pagó.
La División Regional de Investigaciones de San Salvador capturó a Orlando Escobar, de 31 años, “Hicly”.

Se le atribuyen el homicidio agravado de un empresario de microbuses de la ruta 38-C y cuatro asesinatos más, entre estos dos empresarios de microbuses de las rutas 38-B y 117.

El “Hicly” fue capturado el sábado a las cinco de la mañana en su casa en el cantón San Roque, de Mejicanos, por órdenes de la Fiscalía y con una autorización de allanamiento del Juez 2o. de Paz de Mejicanos.

Según las investigaciones policiales, Escobar es parte de una banda de cuatro sicarios que operaba en la zona de Apopa. Como tal, el 3 de agosto de 2001, mató a balazos a José Mauricio Guillén Viera, por cuya muerte habrían cobrado entre 25 mil y 30 mil colones. El asesinato ocurrió en la colonia Guadalupe de Apopa, inmediato a una gasolinera. “Ya está hecho el trabajito”, le dijeron, a través de un radio de comunicación portátil, a quien había ordenado el crimen.

Los otros integrantes de la banda, que ya están en prisión, son Tomás Fabricio Jovel (hijo de un propietario de microbuses de un ramal de la ruta 38), Marvin Alfredo Merlos Landaverde y José Luis Escobar Pérez. Este último es hermano de “Hicly”, según la Policía.

Otros homicidios

Los otros cuatro asesinatos, en los que Orlando Escobar habría participado, son el de René Alonso Terezón Torres, empresario de la ruta 38-B, ocurrido el 21 de junio del 2001, en la colonia Ermita 1, siempre de Apopa.

Otra de las víctimas fue Víctor Eduardo Alvarenga Luna, propietario de un taller de mecánica en el tramo carretera Apopa-Nejapa. Según la Policía, lo mataron por ser amigo íntimo de Guillén Viera. Esto sucedió el 31 de diciembre de 2001.

El otro empresario víctima de la banda fue Santos Antonio Sánchez Escobar, de 51 años. Este era dueño de buses de la ruta 117, de la empresa “Habbi Way” y lo mataron a balazos dentro de una sorbetería de la 4a. calle Oriente, de Aguilares, el 21 de julio de 2001.

En el mismo acto murió María de los Ángeles Hernández Paz, de 42 años, quien departía con Sánchez Escobar. El doble crimen fue perpetrado por cuatro sujetos armados con pistolas que andaban en un pick up.

La policía espera que en el transcurso de las investigaciones, se logre probar que Escobar participó en los otros cuatro asesinatos.

Asesinatos por encargo

Según la Policía, personas allegadas a los cuatro supuestos sicarios indican que éstos han cometido otros asesinatos.
– En 2001, la banda fue contratada para asesinar a una persona en Quezaltepeque.
– Los sicarios hicieron su trabajo. Éste costaría 30 mil colones.
– Pero resultó que hecho “el trabajo”, el contratista se negó a pagarles. La banda lo mató.
– Otra víctima (un hombre) acechada por la banda se salvó de una muerte segura.
– Se trata de Óscar Geovanny Cruz Alfaro sobrevivió a un ataque de la banda.
– El 23 de enero de 2002, Orlando Escobar le asestó tres balazos.
– El hechor fue detenido infraganti, pero a los seis días recobró su libertad por falta de pruebas.
– La Policía asegura que la banda tenía una buena logística.
– Portaban radios de comunicación portátiles y celulares. Iban armados con pistolas y se movilizaban en diversos vehículos, pick ups, generalmente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *