Schumi es Ferrari

El pentacampeón de la F1, Michael Schumacher, ganó ayer su tercer gran premio consecutivo de esta temporada. El finlandés Kimi Räikkönnen quedó segundo y el brasileño ‘Rubinho’ fue tercero

El alemán Michael Schumacher sobrevivió ayer al fuego y la lluvia para ganar el Gran Premio de F1 de Austria, su tercer éxito consecutivo de la temporada.

Schumacher está ahora a sólo dos puntos del líder del campeonato mundial, el finlandés Kimi Räikkönen, segundo ayer a 3,362 segundos en la alocada carrera del circuito de Spielberg, donde el brasileño Rubens Barrichello fue tercero y el colombiano Juan Pablo Montoya y el español Fernando Alonso debieron abandonar.

El alemán necesitó 1:24:04,888 horas para conquistar la carrera. El Gran Premio austríaco comenzó con 20 minutos de retraso tras ser largado tres veces y reducido de 71 a 69 vueltas.

A la lluvia intermitente y los múltiples abandonos se le sumó el atascamiento de la manguera en un repostaje de ‘Schumi’, donde el equipo Ferrari debió apelar a tres extintores para controlar un principio de incendio en la boca de ingreso del combustible, lo que le costó la pérdida de varios segundos al alemán.

El británico Jenson Button (Honda) fue cuarto, su mejor posición en la temporada, seguido del escocés David Coulthard (McLaren- Mercedes) y del alemán Ralf Schumacher (Williams-BMW). El australiano Mark Webber (Jaguar) y el italiano Jarno Trulli (Renault) fueron los otros pilotos que puntuaron.

El pentacampeón no tuvo dificultades para defender la punta una vez comenzada la competencia, y tras la primera frenada Montoya pasó con su Williams-BMW a Räikkönen, abriendo la posibilidad de un atractivo duelo alemán-colombiano.

‘Schumi’ tenía el control de la carrera. A la altura de la vuelta 15 contaba con una ventaja de 10.6 segundos sobre Montoya, pero poco después ésta comenzó a reducirse hasta los seis segundos. Minutos más tarde, en la vuelta 23, llegó la desastrosa parada en boxes, incendio incluido.

Los mecánicos reaccionaron con rapidez, pero el alemán estuvo 20.4 segundos en boxes, el doble que los Williams-BMW y las ‘flechas de plata’. Schumacher reingresó a la pista en el tercer lugar, detrás de Montoya y Räikkönen.

Pero la suerte le sonrió poco después al pentacampeón, ya que el motor de Montoya se rompió en la vuelta 32, dejando un reguero de aceite en la pista.

Pero los abandonos no terminaron allí. Poco después, Alonso -junto con Ralf Schumacher, el único que había puntuado hasta ayer en todas las carreras- se salió de la pista en la curva Castrol durante la vuelta 45 cuando iba octavo.

Su Renault también claudicaba dejando un peligroso reguero de aceite en la curva, donde tanto Schumacher como Räikkönen debieron apelar a toda su jerarquía para no perder el control.

El ingreso de Schumacher a boxes en la vuelta 42 fue esta vez impecable, y poco después llegaba el triunfo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *